Skip to content
arrenda logo white

¿Obligado solidario o Aval?

Conoce los beneficios y desventajas del Aval y el Obligado solidario y sus principales diferencias.

Mucha gente confunde la diferencia entre un avalista y un obligado solidario. Es importante entender las diferencias entre estos conceptos antes de solicitar uno. El deber de pago de cada parte está relacionado con las características y el tamaño de cada contrato, comprender el deber de cada parte le ayudará a evitar los problemas que puedan surgir por la variación de los deberes de pago.

PL 08 850x550-1

Aval.

Un avalista es una persona, física o jurídica, que asegura que el dinero o la deuda se pagará por completo. Si la parte contratante principal no salda la deuda, será el avalista quien se encargue. Si la persona (física o jurídica) que celebró el contrato no lo paga, la entidad que concedió el préstamo, crédito o financiación tiene derecho a exigir el pago al avalista, incluso por vía judicial. El avalista sólo puede ser legal y válido mediante la firma de un contrato. Para poder ser aval se exige que la persona ponga una de sus propiedades como garantía.

Beneficios.

  1. Al contar con un contrato exigible, el acreedor puede estar tranquilo que la deuda le será saldada de una forma u de otra. 
  2. Además el acreedor también podrá exigir el pago de la deuda de forma directa al aval una vez haya incumplimiento.

Desventajas.

  1. Si el aval se niega a pagar de forma directa, se deberán llevar a cabo acciones legales para que se realice el pago a cargo del aval.
  2. Es difícil encontrar personas que estén dispuestas a ser aval de otra persona porque si la deuda no se paga su propiedad queda en riesgo.
  3. El proceso legal para exigir el pago por parte del aval puede ser caro y tardado.

Obligado solidario.

El obligado solidario es la persona encargada de pagar la deuda de otra, en caso de que el deudor principal no pagase. El propietario desde el inicio puede reclamar el pago de la deuda a cualquiera de los codeudores sin necesidad de que haya un incumplimiento previo del contrato. De esta forma, el acreedor reduce los riesgos ya que la deuda la pueden resolver dos o más personas en vez de una.

Beneficios. 

  1. Dos o más personas se encargan de resolver la deuda en caso de incumplimiento del deudor principal.
  2. El o los obligados solidarios no sólo se responsabilizan de los pagos, además debe responder si el deudor principal no cumple alguna cláusula del contrato.
  3. El propietario puede reclamar el pago total a cualquiera de los codeudores u obligados solidarios, teniendo más posibilidades así de saldar la deuda.

Desventaja.

  1. No mucha gente quiere ser obligado solidario para no poner en riesgo su dinero.
  2. Al igual que con el aval, el proceso jurídico para exigir el pago del obligado puede ser costoso y largo.

¿En qué se diferencian aval y obligado solidario?

Aunque un avalista y los obligados solidarios comparten la carga de pagar las deudas, son entidades jurídicas diferentes. La principal diferencia es que al obligado solidario le es exigible la deuda, al igual que al deudor principal desde el inicio. Es decir, que el acreedor puede exigir el pago de lo debido tanto al deudor principal como al obligado solidario; mientras que el  aval deberá responder por el pago de lo debido únicamente cuando se incumpla algún término o pago.

Otra diferencia es que un obligado solidario tiene la obligación de pagar la totalidad si la otras partes no han pagado, pudiendo exigir esta deuda de vuelta a las demás partes obligadas. Un avalista, por el contrario, debe pagar la deuda en su totalidad sólo si el deudor no la ha pagado y poniendo en riesgo además su patrimonio.

Ahora que conoces las diferencias entre estos conceptos podrás saber cual es más conveniente solicitar a la hora de rentar tu inmueble. 

Si eres propietario de un inmueble en renta, en arrenda te adelantamos el pago de tus rentas para que utilices el dinero en lo que de verdad necesitas.

¡Calcula el adelanto de tus rentas!