Skip to content

5 consejos para ahorrar energía en tu casa.

Ahorra más energía en tu casa o local con estos 5 sencillos consejos.

consejos-ahorro-energia-hogar

El 21 de Octubre se celebra de manera mundial el día del Ahorro de Energía. Este día nació con el objetivo de proteger los recursos naturales del planeta y alcanzar la máxima eficiencia en el sector energético.

Es un problema que nos concierne a todos los habitantes del mundo. Y, aunque es verdad que los gobiernos y grandes empresas juegan un papel fundamental en esta situación, todos debemos asumir nuestra parte de responsabilidad en el asunto.

Una forma muy sencilla en la que se desperdicia energía sin darnos cuenta es en nuestros hogares y locales comerciales.

Por eso, para conmemorar este día, queremos compartir estos 5 consejos que te ayudarán a ahorrar energía en tu hogar. Es importante que implementes estos cambios, tanto si es tu propiedad como si estás rentando. Verás reflejado el ahorro de energía en tu factura energética y además estarás colaborando en la conservación de los recursos naturales.

Si eres propietario y estás rentando tu local comercial o vivienda, seguro te interesa conocer esta forma de obtener liquidez financiera desde un 10% de comisión única.

Conoce Adelanta de Arrenda

 

1. Cambia tus bombillas antiguas por focos led.

 

Un gesto muy sencillo pero significativo es deshacerte de tus bombillas tradicionales y reemplazarlas por focos de iluminación de eficiencia energética. 

Es importante aclarar que en 2014 en México se aprobó la Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía y uno de los puntos más determinantes es que ya no se puede ni fabricar ni comercializar focos de luz incandescentes. Es decir, todas las bombillas convencionales que se encontraban en todos los hogares mexicanos.

Para ti como propietario de un inmueble, este cambio no solo ayudará a contribuir en la reducción del uso de recursos energéticos sino que también será un ahorro para tu economía. Los focos ahorradores más conocidos y accesibles son los focos Led. Aunque al principio en precio pueden parecer más costosas, una de sus múltiples ventajas es el ahorro de dinero que conlleva su uso a la larga. Esto se debe a que consumen hasta un 80% menos de energía que los focos incandescentes. Y gracias a eso, también su durabilidad es mayor, pueden llegar a funcionar hasta 8 o 10 años.

Una gran ventaja de esta situación es que si tu estás rentando un local o vivienda, no puedes asegurar que tu inquilino use correctamente la instalación de luz. Por lo que contar con estos focos te ayudará a ahorrar y controlar que el uso de energía sea más responsable.

 

2. Reemplaza electrodomésticos de Bajo Consumo.

Si no habías cambiado tu sistema de iluminación por bombillas Led, seguramente también tengas en tu hogar electrodomésticos antiguos que consuman mucha energía. 

Es verdad que reemplazar un electrodoméstico resulta mucho más costoso que unas bombillas, por eso debes saber cuál si te conviene por la cantidad de energía que consume. 

Es importante comprender los hábitos y necesidades de cada hogar. Un claro ejemplo de que lo que supondría un cambio inteligente es sustituir tu antiguo refrigerador por uno de bajo consumo. Teniendo en cuenta que es un aparato que está conectado los 365 días del año a todas horas, es una buena idea pensar en su reemplazo para poder ahorrar energía. Hoy en día se ha avanzado mucho en este sector y puedes encontrar refrigeradores de bajo consumo que no tengan que ser excesivamente caros. Ya que los nuevos refrigeradores con eficiencia energética llegan a consumir la mitad de energía que uno convencional. Y como hemos remarcado anteriormente, si conviene este cambio ya que es un electrodoméstico que está siempre conectado.

Usar electrodomésticos de bajo consumo está lleno de ventajas, ahorro energético y económico, tienen una mayor durabilidad y encima ayudan a reducir el impacto energético en el medio ambiente. 

Para conocer más sobre las etiquetas de eficiencia energética de los aparatos de tu casa puedes revisar todos los datos en la página oficial del Gobierno de México

 

3. Desconecta tus aparatos electrónicos

Puede parecer muy obvio o incluso para algunos difícil de cumplir, pero hay muchos electrodomésticos y aparatos que están conectados constantemente y no es necesario.

Ya hemos mencionado que un refrigerador o el congelador es necesario que siempre esté conectado a la corriente eléctrica. Pero si ahora mismo no se te ocurre qué aparatos puedes desconectar sin que afecten a su actividad, nosotros te los compartimos.

  • Computadoras y Cargadores: Si has concluido la carga de tus aparatos o has terminado de usar tu computadora, es mejor que los desconectes. Puede parecer que no consumen pero si los tienes conectados las 24 horas del día el gasto que se acumula es muy grande.
  • Microondas: Por suerte este electrodoméstico no necesita estar conectado todo el rato para su funcionamiento. Te recomendamos desconectarlo ya que es uno de los aparatos que más consume. 
  • Multicontactos: Un multicontacto puede ayudarte a tener el control sobre el apagado y encendido de muchos aparatos al mismo tiempo. Pero a la vez mucha gente se olvida de desconectarlos. 

 

4. Aprovecha los recursos naturales como la luz y el aire para tus tareas diarias.

Hay que recordar que la mejor forma de ahorrar energía es utilizando aquella que viene directamente de la naturaleza. Puedes implementar sencillos hábitos para así aprovechar mejor estos recursos y ahorrar energía.

Si ya cambiaste tu iluminación por focos de mayor eficiencia energética no significa que puedas dejarlos prendidos todo el día. Apagar las luces del inmueble cuando no estás o cuando hay suficiente luz natural te ayudarán a ahorrar mucha energía.

Intenta usar toda la luz natural que puedas para iluminar tu hogar, no solo encontrarás una iluminación cálida y acogedora, si no que tu factura te lo agradecerá.

Abrir las ventanas dejando pasar la luz y el aire te ayudarán a ahorrar energía en ventiladores e iluminación. El aire acondicionado es uno de los aparatos que más consume energía y más costoso. Por eso, aprovecha las horas más frescas del día para ventilar tu hogar de forma natural.

Así también podrás aprovechar para tender tu ropa y hacer tus actividades domésticas. No gastes en poner una secadora cuando la puedes secar gracias a la luz del sol y el aire sin gastar ni un peso.

 

5. Lava y utiliza más agua fría.

La OCU, Organización de Consumidores y usuarios, nos deja unos datos muy interesantes sobre cómo lavar nuestras prendas con agua fría nos pueden ayudar a ahorrar mucha energía. Según esta organización, “lavar la ropa en la lavadora a 30º o menos en lugar de 60º puede ahorrar hasta un 60% de energía”. Esto es debido a que el 80% de la energía que se usa en el funcionamiento de la lavadora, va destinado al calentamiento del agua.

Otro dato interesante es que no solo consigues ahorrar energía, sino que al utilizar programas con agua fría o tibia, ayudas a alargar  la vida útil del electrodoméstico.

Te recomendamos que siempre revises las aclaraciones de cada prenda de ropa para su lavado, porque si hay ciertas telas que necesitan lavarse con agua caliente. En ese caso, recopila toda la ropa con esas características para solo tener que poner una lavadora con ropa caliente y no todas.

 

Estos 5 consejos para ahorrar energía te ayudarán a ver un cambio significativo en tus facturas de luz mientras que colaboras con reducir el uso de los recursos naturales.

Si estás dispuesto a invertir para mejorar el planeta y tu vida pero no tienes acceso a ese dinero aún, adelanta tus rentas con Arrenda

Arrenda te adelanta el pago de tus rentas, ya sean de inmuebles comerciales o para viviendas y con una comisión única desde el 10%.

 

Conoce Adelanta de Arrenda